Periodontitis: qué es y cuál es el tratamiento

El mayor problema de la periodontitis es que los pacientes no sienten la gravedad de la enfermedad hasta que ya está en estado muy avanzado. Lo ideal es prevenir la pérdida ósea con antelación, antes de comprometer la salud de los dientes. Además, así se pueden evitar otros problemas relacionados con la periodontitis como el mal aliento.
Periodoncia en Sevilla

La enfermedad periodontal no solo pone en peligro nuestros dientes. Recientes estudios científicos, como los realizados por el Dr. Fuster del hospital Monte Sinai en Nueva York, ponen de manifiesto la estrecha relación entre patologia periodontal e infarto de miocardio, ya que las enzimas que se producen en el proceso inflamatorio de la boca afectan directamente a las arterias que riegan el corazón, es decir, las arterias coronarias se inflaman como consecuencia de la periodontitis del paciente y tienen más posibilidades de atascarse.

La buena noticia es que estas enfermedades se pueden tratar. En Séptima Dental empleamos técnicas modernas y poco invasivas que frenan el avance de la enfermedad periodontal como el láser dental. Nosotros usamos el laser de Erbio-neodimio de la empresa alemana Kavo-dental. Se utiliza tanto para la eliminación de bolsas periodontales sin apertura quirúrgica y sin puntos ni bisturí, como para la supresión de cálculos radiculares profundos y la eliminación de la sensibilidad. También hemos incorporado la reciente técnica láser fotodinámica activa que utilzando una tinción adecuada correspondiente a la bacteria que produce la patología periodontal, permite eliminar dicha bacteria con unos disparos de láser, sin que sea necesario usar antibióticos ni antiinflamatorios.

Una correcta higiene y la realización de visitas periódicas al dentista son fundamentales para mantener una buena salud y una boca libre de periodontitis.


¿Qué ES LA PERIODONTITIS?

Antes que la periodontitis está la enfermedad gingival que se manifiesta con inflamación (gingivitis) y sangrado leve, sus síntomas primarios, pero sin pérdida de tejido ni de inserción de las piezas dentales.

La gingivitis producida por placa (sarro) está presente en el inicio de todas las enfermedades del periodonto y es muy fácil de tratar: Higiene concienzuda. A esta patología está expuesta prácticamente toda la población mundial.

Existen un grupo de enfermedades gingivales no producidas por placa sino por virus, o moduladas por hormonas -como la gestacional- o por fármacos, que son difíciles de tratar y que normalmente tienen su causa en problemas sistémicos y donde hay que acudir al especialista pues no se resuelven solo con higiene adecuada.

La PERIODONTITIS  es la pérdida de anclaje y sujeción de los tejidos que soportan el diente que son la GINGIVA, el LIGAMENTO PERIODONTAL, el CEMENTO RADICULAR y el HUESO ALVEOLAR.   Todas las periodontitis están relacionadas con una inflamación previa. La periodontitis cuando llega a destruir el epitelio de unión forma verdaderos sacos o bolsas donde proliferan grupos bacterianos patogénicos oportunistas que al estar en el fondo de esta bolsa solo pueden ser eliminados por el especialista mediante cirugía, láser, raspado y alisado, etc.


Tratamiento de la periodontitis

Las bacterias son las responsables inicialmente de la gingivitis y de la periodontitis, por lo tanto el tratamiento debe dirigirse desde el principio a desinfectar de bacterias los lechos contaminados de estas, tanto con tratamientos antibacterianos específicos, como mecánicos-quirúrgicos. La desinfección se debe en gran medida a la remoción mecánica de las superficies radiculares, los dientes y el tejido blando gingival. En casi todos los casos de enfermedad periodontal avanzada, es imprescindible complementar el tratamiento local con medicamentos sistémicos como los antibióticos o tópicos como los geles de clorhexidina.

Todo paciente con enfermedad periodontal tiene que ser consciente de que su actual técnica de higiene dental no es la adecuada y por lo tanto, la primera visita al dentista-Periodoncista es para entender que si no cambia la técnica de limpieza de sus dientes y boca, volveremos al punto de partida muy pronto después del tratamiento y habrá gastado su tiempo inútilmente.

Por tanto,  la formación en la higiene dental es absolutamente imprescindible. Dicha  formación, después de las primeras visitas, en las clínicas dentales con buen nivel clínico, la llevan a cabo higienistas dentales adecuadamente formadas, que a su vez hacen el seguimiento de la técnica de higiene bucal desarrollada por el paciente. Toda esta fase la consideraremos como pre-tratamiento y en ella está incluida la eliminación de sarro con ultrasonido y el tratamiento antibiótico si lo requiriera en fases infecciosas establecidas.

El principal objetivo de la terapia periodontal es que desaparezca el proceso inflamatorio y que, a continuación, se regeneren todas las estructuras perdidas. Como se comprenderá este objetivo es difícilmente alcanzable aunque la ciencia en este campo avanza de forma extraordinaria, con las terapias de injerto de hueso, la colocación de membranas, concentración de factores de crecimiento, proteínas de matriz, etc.

Dependiendo del diagnóstico inicial, es decir Periodontitis Crónica o Periodontitis Agresiva podremos establecer unos criterios de  éxito dependiendo de lo que consigamos con nuestro tratamiento, como podría ser (1) la regeneración completa que es la reparación de todos los tejidos, (2) la cicatrización de todas las bolsas, (3) el cese de la pérdida de anclaje y movilidad y por último en nuestra escala de éxito en el tratamiento,  (4) la  eliminación o disminución de la inflamación.

Una vez que el paciente se convierte en un colaborador en la solución de su problema periodontal podemos abordar las siguientes fases -nunca antes-, como son la terapia de las bolsas mediante técnica cerrada y alisado radicular que consiste como se puede deducir, en un raspado y alisado de la raíz así como el desbridamiento de las bolsas. Esto en la mayoría de los casos habrá que hacerlo con anestesia local.

Una vez reevaluado el paciente doce semanas más tarde, podremos pasar a la siguiente fase que consistiría en hacer colgajos quirúrgicos para eliminar el tejido necrótico persistente así como la disminución quirúrgica del tamaño de las bolsas para que estas puedan ser limpiadas por el propio paciente hasta su queratinización y regeneración.

Todos estos tratamientos,  aunque actualmente son indoloros, conllevan ciertas molestias para el paciente, como puede ser las molestias post operatorias, la retirada de puntos etc. que se solventan con analgésicos suaves y colutorios adecuados.

Posteriormente el paciente se sometería a seguimientos cada pocas semanas y si todo va bien iríamos alargando estas revisiones hasta conseguir que sean necesarias tan sólo tres o cuatro revisiones al año en un paciente de éxito.


Tratamiento periodontal no quirúrgico asistido por laser

En la última década han aparecido nuevas herramientas para el tratamiento de la enfermedad periodontal y de la periimplantitis. El estudio científico y pormenorizado de estas patologías ha obligado a la comunidad científica y a la industria a buscar soluciones menos molestas y más eficaces que las tradicionales técnicas quirúrgicas. En este campo aparece de forma espectacular el LASER. Esta tecnología está revolucionando el concepto de tratamiento de la patología buco dental tanto de tejidos blandos como duros.

LASER es el acrónimo en lengua inglesa de amplificación de luz por emisión estimulada de radiación pudiendo  producir un efecto clínico en los tejidos orales, utilizando  la energía de la luz concentrada en un punto

Esta energía puede convertirse en calor, el cual se utiliza para extraer tejidos y eliminar biofilm y  bacterias. Esto permite que  el epitelio infectado y el tejido de granulación sean eliminados de una forma eficaz sin que se produzcan los efectos adversos como son la inflamación y el dolor post operatorios como en los sistemas tradicionales.

Así, muchos procedimientos que antes eran casos quirúrgicos pueden ahora ser tratados sin cirugía. Permite a los pacientes recuperarse más rápidamente de los procedimientos con láser  mejorando la cicatrización y  la supresión de la respuesta inflamatoria.

Cuando el profesional está debidamente entrenado y hace que el haz de luz incida en el ángulo correcto sobre la superficie radicular, si queremos eliminar calculo, no perjudicara el cemento radicular incluso lo rehabilitará y, por supuesto, si dirigimos el haz de luz hacia la pared de la bolsa periodontal conseguiremos eliminar completamente el tejido granular y los gérmenes que contiene. Si la aplicación es adecuada, la respuesta clínica es buena.

En estos momentos los estudios científicos están comparando los sistemas tradicionales con la aplicación del láser siendo en todos los casos favorables al laser -de forma incontestable- sobre todo en la eliminación de patógenos y en la satisfacción del paciente.

Contar con un láser como lo tenemos en nuestra clínica o en clínicas adecuadamente equipadas, proporciona al paciente una opción no quirúrgica mínimamente invasiva. El láser ofrece algo diferente, algo nuevo, con lo que la mayoría de los pacientes no están familiarizados. Seguir una filosofía de tratamiento mínimamente invasivo significa que paciente y dentista trabajan juntos para alcanzar las metas del tratamiento periodontal. Esta filosofía produce un aumento en la aceptación del plan de tratamiento, de lo cual resulta una mayor adherencia del paciente al tratamiento necesario para resolver su problema periodontal.

Por otra parte, sustituye perfectamente al bisturí. El láser de diodo es eficaz para la realización de incisiones, pero sobre todo como hemostático e instrumento de coagulación.

Actualmente estamos viendo cómo el láser está abriendo nuevas posibilidades sorprendentes como la terapia fotodinámica, que es una terapia antimicrobiana que se basa en teñir la bacteria con un tinte adecuado para ella que se introduce en la bolsa periodontal al ser activado por una fuente de luz. Dicho tinte se une a la pared bacteriana y libera radicales libres de oxígeno que rompen la membrana de las bacterias. Es como un antibiótico in situ e instantáneo, sin efectos sistémicos y de resistencia posterior. La revisión sistemática ha demostrado que este tipo de terapia puede aportar un valor añadido a los tratamientos hasta ahora estandarizados.

 

Por tanto, ha llegado el momento de adoptar el uso rutinario de los láseres para el tratamiento de la enfermedad periodontal. El láser de diodo ha demostrado ser eficaz y seguro para este propósito. Es una terapia periodontal no invasiva. Con el láser de diodo hay una menor necesidad de antibioterapia sistémica o local lo que reduce las reacciones alérgicas y las resistencias a los antibióticos. Es el momento de abrir nuestras mentes a la tecnología láser y aplicar los procedimientos que son mejores y menos invasivos para nuestros pacientes.

José Laguillo, Sevilla

Avenida José Laguillo, 4
41003, Sevilla
954 530 864

Gaspar Alonso, Sevilla

Gaspar Alonso, 4
41013, Sevilla
954 231 462

Calle Real, Ceuta

Calle Real, 16
51001, Ceuta
956 510 040