Tratamientos láser

La tecnología láser aplicada en tratamientos dentales tiene numerosas ventajas, reduciendo el dolor de la intervención, prescindiendo en algunos casos de anestesia y siendo menos invasiva y traumática que técnicas tradicionales.
laser

¿Para qué se utilizan los rayos láser en la odontología? Si nunca has oído hablar de este tipo de cuidado dental, este es un buen momento para aprender. La odontología láser es una de las opciones menos invasiva a la hora de enfrentarse con cirugías dentales, tratamiento de caries y otros problemas bucodentales.

La cirugía láser, por encima.

Los médicos utilizamos láseres —rayos de luz muy, muy enfocados— para alterar o quitar tejido poco a poco. La cirugía láser no es algo exclusivo de la odontología, pero muchas personas ni siquiera se habían planteado la existencia de la misma. Los dentistas utilizamos el láser en varios procedimientos: reformar el tejido sobrante, darle otra forma a las encías o blanquear los dientes. A veces, la odontología láser es ideal para los niños que se asustan del cuidado dental tradicional.

Aplicaciones del láser odontológico

La mayoría de tratamientos láser están relacionados con las encías. Entre ellos, podemos encontrar:

  • Tratamientos para el dolor de aftas y herpes.
  • Infecciones del canal radicular
  • Tratamiento de la gingivitis y periodontitis
  • Alivio de la inflamación de la encía
  • Biopsias
  • Remodelación de las encías
  • Exponer las muelas del juicio
  • Alterar el tejido de la garganta que causa la apnea del sueño.
  • Regeneración de los nervios dañados
  • Quitar tumores orales benignos

Beneficios del láser odontológico

Siempre que es posible, elegimos la odontología basada en láser porque facilitan los procedimientos dentales, reduciendo la incomodidad y el tiempo de curación del paciente.

  • La necesidad de suturas se reduce a un mínimo
  • En muchos casos no es necesaria la anestesia
  • Se reduce el riesgo de infección, ya que el láser esteriliza las encías
  • Hay menor pérdida de sangre que con la cirugía tradicional

¿Qué ocurre durante la cirugía dental por láser?

Cuando vengas a la consulta, te sorprenderá ver que el proceso es muy similar a otros procedimientos dentales. Recibirás anestesia, aunque no tanta como estás acostumbrado a recibir. En algunos casos, el paciente recibirá un sedante, dependiendo de su ansiedad.

Expectativas tras la operación.

Si alguna vez te has sometido a cirugía bucal sin láser, te adelantamos que el post-operatorio será mucho más suave. Ya que un láser causa menos sangrado que un escalpelo, no tendrás una herida sangrante.

Aunque deberás seguir nuestras instrucciones de cuidados y limpieza al pie de la letra, la infección es menos plausible. Además, no experimentarás el dolor e incomodidad asociados con los escalpelos.

Los tipos de láser utilizados en odontología

A la hora de la odontología láser, dividimos los láseres en dos tipos: los de tejido duro y los de tejido blando. Cada láser utiliza una longitud de onda diferente que los hace apropiados para cortar ese tipo de tejido específico. Esto funciona gracias a que cada tipo de tejido absorbe las longitudes de onda de manera diferente. Alterando la longitud de onda y a veces el pulso, los científicos han descubierto como construir lásers compatibles con los tejidos bucodentales.

Lásers para tejidos duros

El láser de tejido duro se utiliza principalmente para los dientes. La longitud de onda de este láser es capaz de cortar a través de hueso, más específicamente el fosfato de calcio que forma tus huesos y dientes. Estos láseres pueden cortar de forma muy precisa, remodelando el diente o preparándolo para otros procedimientos. Se pueden utiliza para:

  • Detectar caries
  • Lidiar con la sensibilidad dental
  • Preparar el diente para un empaste

Lásers para tejidos suaves

Los láseres para tejidos blandos utilizan una longitud de onda fácilmente absorbible por la hemoglobina y el agua. La hemoglobina es una de las principales moléculas de la sangre, lo que hace que estos láseres sean ideales para trabajar sobre las encías. Algunos de estos láseres son láseres de diodo, un tipo de láser de onda continua.

Son ideales para afectar, cortar y remodelar el tejido blando, a la vez que sellan los vasos sanguíneos. Es por esto por lo que el sangrado es mínimo durante la cirugía láser, y por qué la curación es más rápida. Son magníficos para procedimientos cosméticos, porque puedes empezar a ver los resultados al momento. Se utilizan para

  • Alargar las coronas
  • Lidiar con un movimiento restringido de la lengua
  • Remodelar las encías para conseguir una sonrisa más placentera.
  • Quitar pliegues de los tejidos blandos, causados por prótesis.

Sea cual sea el tipo de cirugía a la que te estés sometiendo, puedes esperar un procedimiento más fácil y un tiempo de recuperación mucho menor. La odontología láser es una solución conveniente para muchos problemas bucodentales, ya sean simple cosmética o algo más serio. ¡Pregúntanos sobre la odontología láser la próxima vez que nos visites!