Pediatría dental


pediatría dental

Pediatría dental

Instruir a los niños en un buen cuidado de la boca desde una edad temprana es algo fundamental. Con el ritmo de vida actual, es complicado controlar la higiene oral de los más pequeños. Además, ellos no son aún conscientes de la importancia que deben darle a su boca. La pérdida prematura de una pieza temporal, puede significar que el diente definitivo que le sigue salga en una mala posición o se quede retenido. Igualmente, una caries en un diente de leche puede contagiarse al diente definitivo posterior. Por todo ello, se recomienda que la primera visita al dentista se haga antes de los 6 años, incluso cuando no hay molestias en ninguna pieza. Visitar al dentista a una temprana edad puede ayudar a reducir el miedo al tratamiento dental, tan frecuente entre los adultos. Además, hoy día contamos con muchísimas herramientas preventivas como fluoraciones, selladores de fisuras, ortodoncia interceptiva, etc. que nos ayudan a evitar la aparición de muchas de las enfermedades orales. Tomar este tipo de medidas a una edad temprana puede evitar tratamientos posteriores mucho más largos, incómodos y costosos.